La importancia de la narración

Si sólo pudiésemos imaginar el bien tan profundo que hacemos a nuestros niños contarles cuentos desde chiquitos.

El niño se vuelve ciudadano del mundo, cada vez que escucha: «Erase una vez….» vuelve a aquel reino de imágenes que se forma al escucharlas. Y su asombro maravilloso es que descubre que aquí también existe, y esto le da fuerza y alegría para crecer, andar su vida cumpliendo la misión que se propuso.

El niño vivencia lo que el cuento, leyenda, le trae, así vive en él su ser príncipe, su dragón, su ser pescador, molinero, o leñador, pues todos los personajes son fuerzas, seres que viven en nosotros, que luchan, vencen, sufren y siempre al final son felices. Saben que a pesar de todo obstáculo, la fuerza interior más elevada supera todo por imposible que parezca. Los cuentos son germen para que lleguen a ser jóvenes con ideales, seguros en sus decisiones, ¿qué más queremos?…..

Nancy Borchetta, docente de 5°