Juntos, en armonía

QUERIDAS FAMILIAS Y MAESTRAS/OS DE NIÑAS/OS EN EDAD ESCOLAR :

Tal vez estén considerando establecer un horario estricto para sus hijos. Tienen altas expectativas de horas de aprendizaje, incluyendo actividades online, experimentos de ciencias e informes sobre libros. Limitarán la tecnología hasta que todo esté hecho. Pero aquí está la cuestión…

Nuestros chicos están tan asustados como nosotros ahora. Ellos no solamente escuchan todo lo que ocurre a su alrededor sino que también sienten nuestra tensión y ansiedad constantes. Nunca experimentaron algo como esto. A pesar de que la idea de estar fuera de la escuela por 4 semanas suena maravillosa, probablemente se están imaginando semanas divertidas como las vacaciones de verano, no la realidad de estar atrapados en casa sin ver a sus amigos.

Durante las próximas semanas, verán que surgen más problemas de comportamiento. Ya sea por ansiedad, enojo, o como protesta por no poder hacer las cosas normalmente, ocurrirá. Verán más colapsos emocionales, berrinches y rebeldía. Esto es normal y esperable en estas circunstancias.

Lo que los chicos necesitan ahora es sentirse reconfortados y amados. Sentir que todo va a estar bien. Y eso puede significar que ustedes rompan ese horario estricto que armaron y sean más cariñosos con ellos. Jueguen afuera y caminen. Cocinen galletitas y pinten. Jueguen juegos de mesa y miren películas. Hagan juntos un experimento de ciencias o busquen paseos virtuales al zoológico. Empiecen un libro y lean juntos en familia. Acurrúquense bajo mantas abrigadas y no hagan nada.

No se preocupen por su regreso al colegio. Cada uno de los chicos está en este barco y todos estarán bien. Cuando volvamos a las aulas, nosotros iremos corrigiendo el rumbo sobre la marcha y los encontraremos en donde estén. ¡Los docentes son expertos en esto! No entren en peleas con sus chicos porque no quieren practicar matemática. No les griten por no respetar el horario. No los obliguen a dos horas de estudio si ellos se resisten.

Los dejo con esto: cuando termine todo, la salud mental de sus chicos va a ser más importante que sus habilidades académicas. Y cómo se hayan sentido durante estos días permanecerá en ellos por mucho tiempo después de que el recuerdo de lo que hicieron en estas cuatro semanas se haya borrado. Entonces, ténganlo presente, cada día.

Autor: Anónimo.